Contacta ahora: (+34) 961 117 007

TE INTERESA

Consulta toda la actualidad entorno a nuestra empresa.
Nuestros avances y novedades a un golpe de click.

Consejos para perfumar la ropa, y que huela como a nueva.

2015-11-04
 

 

Perfumar la ropa es una tarea simple y sencilla, pero si se tienen en cuenta estos consejos lograrán que el perfume les dure por mucho más tiempo. Podéis aromatizarlas de diversas maneras, así que te contamos cómo hacerlo, para que el perfume se impregne por completo.

Perfumar la ropa del armario:

 

• Antes de empezar a perfumar todo, lo ideal es guardar las prendas por colores similares, por ejemplo, del más claro al más oscuro, para evitar que la ropa de color se roce con la blanca estando recién perfumadas. Aunque apenas se humedece la ropa, es mejor evitar el riesgo de que se manchen entre sí.
• Luego, rocíalas con el perfume textil, a una distancia no menor de 30cm. De éste modo, lograrás que el aroma se esparza de forma uniforme y se seque rápidamente.
• Comenzad perfumando los cajones por dentro, eligiendo quizás un aroma más suave y relajante, tales como lavanda, fresas, caricias, etc. para la ropa interior y pijamas.
• Las prendas de lana, tales como pullovers, también pueden perfumarse. Lo ideal es rociarlos con el aroma elegido y luego guardarlos en bolsitas, para su mejor conservación.
• Pero los de cuero o cuero ecológico, sólo se rocían por dentro o se pueden limpiar por fuera, con la ayuda de un paño humedecido previamente con alguna fragancia. El cuero, no debe excederse de perfume, para evitar resecarlo.
• Por último, cerrad rápidamente las puertas del armario para que no se "escape" el perfume y sea completamente absorbido. 
¡También podéis perfumar por dentro la cartera, los zapatos, los gorros y sombreros!


Perfumar la ropa al momento de plancharla:

 

Podéis perfumar prenda por prenda con la fragancia elegida, rociándola justo antes de pasar la plancha. 
De éste modo, lograrás adherir con mayor intensidad el perfume, además de "ablandar" la ropa y suavizar las arrugas, para un planchado sin esfuerzo. 
Otra opción más rápida, es mezclar un poco de fragancia con la misma agua que contiene la plancha y rociar todo justo antes de planchar. Luego, sólo resta doblar y guardar.


Perfumar la ropa al final de cada temporada:

 

Al final de la temporada de invierno o verano, se suele guardar la ropa en cajas o bolsas hasta el próximo año, para evitar que estorben en el armario. Lo ideal, es aromatizar muy bien no sólo la ropa, sino también los edredones y mantas justo antes de guardarlos. Así, evitarás que junten mal olor.
A la ropa la podéis perfumar como siempre, pero a los edredones es preferible rociarlos de ambos lados, sobre todo si son gruesos. 
Luego dóblalos y colócalos dentro de un contenedor organizador. Para la próxima temporada tus edredones y tus prendas estarán listas para usar y sin olor a cerrado.

Perfumar la ropa directamente cuando se lava o se seca:

 

Si deseas que las prendas salgan aromatizadas de dentro de la lavadora, podéis agregar un poco de perfume al jabón de lavado.
Si utilizas secadora de ropa, podéis humedecer bien con el perfume textil, un pañuelito de tela y colocarlo dentro de la secadora o bien rociar directamente la ropa húmeda justo antes de secarla.
¡Cuando la saques ya estará aromatizada!
Rociar siempre por dentro la lavadora, sobre todo con alguna fragancia cítrica luego de utilizarlo, para evitar que acumule olor a humedad.

fuente: Aromasol